Una de las actividades que me apetecía hacer en estas Navidades ha sido subir al techo de la Axarquía: La Maroma. Esperé al martes 7 de enero que descansaba mi mujer para hacer la subida juntos en la ATV. Fue un día estupendo que nos dejó vistas 360º insuperables.