Último día de nuestro viaje en moto por Portugal. Visitamos uno de los monumentos religiosos más importantes de Portugal, el Monasterio de Santa María da Vitória, coloquialmente conocido como Monasterio de Batalha. Un edificio impresionante, ejemplo tradicional de la arquitectura gótica y que tardó en construirse más dos siglos y aún no está terminado. Fue elegido como una de las siete maravillas de Portugal. Finalmente nos dirigimos a Figueira da Foz, donde almorzamos y partimos para hacer noche en Plasencia, Extremadura. Mi agradecimiento a mis compañeros de viaje que hicieron inolvidable nuestro paso por Portugal, un país que recomiendo visitar. GRACIAS